“El evangelio el mensaje de Dios desde el principio”

ImagenEn el año 2012 Dios me dio el privilegio de asistir a la Conferencia Gracia y Verdad, lamentablemente durante la primera predicación se fue la luz y esta no pudo ser grabada, es por eso que quiero compartir los apuntes que pude obtener de esta primera charla cuyo expositor fue el Pastor Eduardo Flores

Gal  1: 6-12: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.  Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.  Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;  pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.”

En la actualidad muchas iglesias como la de los Gálatas se han alejado del evangelio, es increíble como gran parte de la cristiandad moderna creen que si una persona está buscando sinceramente a Dios, pueden obtener la vida eterna a través de las religiones no cristianas, muchos se ofenden porque el cristianismo proclama ser la única religión verdadera y e incluso en los mismos círculos evangélicos hay un rechazo a ser exclusivistas, la una visión de que varios caminos nos llevan al cielo es muy común hoy en día.

Una simple encuesta nos haría ver como la mayoría de la cristiandad desconoce ¿Qué es el evangelio?, incluso cada persona nos podría dar una definición propia de que es, pero al examinarla veríamos como esas definiciones carecen de sustento bíblico, sin embargo como podemos ver esto no es nada nuevo, desde los tiempos de los apóstoles los Gálatas estaban siguiendo un evangelio diferente ¿Cómo es que fueron engañados? Fueron engañados por falsos maestro vestidos de ovejas (Mat 7:15), claramente estas personas no vienen diciendo: “soy un falso maestro”, estas personas vienen citando las escrituras así como Satanás le cito las escrituras a Cristo en el desierto (Mat 4:1-11), pero ellos toman las escrituras y las tuercen para su propia perdición (2Pe 3:16).

Es por eso que es importante saber ¿Qué es el evangelio? ¿Hubo un evangelio en el Antiguo Testamento y otro en el Nuevo? ¿Se encuentra el evangelio en el Antiguo Testamento?, estas preguntas las abarcaremos en el resto del escrito demostrando que Dios ha dado un solo mensaje desde el principio.

Leemos Génesis Capitulo 3

Dividiremos este capítulo en cuatro secciones:

  • Vs 1-7 La Caída
  • Vs 8-13 La Confrontación Divina
  • Vs 14-19 el Juicio Divino
  • Vs 20-24 Manifestación de la Gracia de Dios

Vs 1-7 La Caída

La primera pregunta que debemos pensar es ¿Qué hacían ellos tan cerca del árbol prohibido? ¿Ya había rebeldía en sus corazones? No podemos hacer más que especular la respuesta a están preguntas sin embargo podemos ver que Satanás aprovechó esta situación para hacer lo que mejor sabe hacer engañar (Apo 12:9), podemos ver que las escrituras describen a la serpiente como “astuta”.

Lo primero que hizo fue torcer las escrituras ya que les dice: “¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?” esto es una clara distorsión del mandato de Dios, el mandato correcto lo vemos en Gen 2:16-17…”De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás”, aquí vemos que Satanás lo que quiere es torcer el carácter de Dios, el quieren que ellos piensen que Dios es malo, que es sumamente estricto: “pobrecitos ustedes Dios es tan estricto que les prohíbe comer de todos los árboles”.

Pero Adán conocía al Dios bueno, el que les permitió comer de todos los arboles menos uno. Podemos observar que Eva cayó en la trampa de Satanás y también le añade al mandato las palabras: “ni le tocaras”, torciendo también el carácter de Dios pensando: “Dios es tan estricto que no me permite ni tocarlo”.

La frase “y dio también a su marido” nos dice que Adán estaba al lado de ella, el deber de Adán era guardar el Edén (Gen 2:15), cuidar a su Esposa, sin embargo ambos cambiaron el adorar a Dios por adorar un vegetal, cambiaron la gloria del Dios incorruptible por adorar la creación (Rom 1:18-25), sus ojos fueron abiertos a la muerte.

Podemos ver que Eva cedió a una triple tentación que menciona el Apóstol Juan: Los deseos de la carne (Bueno para comer), los deseos de los ojos (agradable a la vista), y la vanagloria de la vida (árbol codiciable para alcanzar sabiduría) (Comparación de Gén 3:6  con 1Jn 2:16)

Vs 8-13 La Confrontación Divina

Primeramente podemos ver como Dios confronta a Adán, lo confronta primero a él porque era el líder, Dios es omnisciente y sabía lo que había sucedido, por ello viene a confrontarlos, y lo que vemos a continuación es una serie de preguntas por parte de Dios: ¿Dónde estás tú?, ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? , ¿Qué es lo que has hecho?

Si Dios es omnisciente y lo es, ¿Por qué pregunta tanto? ¿No podía ejecutar su juicio inmediatamente sin necesidad de preguntar? Claro que podía pero Dios quería que Adán admitiera su culpa y clamara por misericordia, pero ¿Se arrepintió Adán? En vez de una actitud de arrepentimiento y culpa de parte de Adán lo que vemos que es que no reconoce su pecado y prácticamente le está diciendo a Dios: Tú fuiste el culpable, por culpa tuya sucedió esto, por darme esa mujer y no darme otra, vemos un corazón endurecido, entonces Dios no viendo un sincero arrepentimiento en Adán se vuelve a Eva, y nuevamente ve en Eva la misma actitud de su Adán, ya que culpa a la serpiente y ahí le está diciendo a Dios, la serpiente que tú creaste, es tú culpa por haberla creado (Gen 3:1).

Vs 14-19 el Juicio Divino

“Gén 3:15  Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

Este pasaje es el evangelio, la serpiente quería crear una unión entre ella y la humanidad en contra de Dios, pero Dios no se lo permite, en vez de lograr una unión Humanidad-Satanás, Dios hace crea una enemistad, y podemos ver a través de la historia esa misma enemistad entre los hijos de Dios y los hijos del diablo, ejemplos: Abel y Caín, Jacob y Esaú, Isaac e Ismael, etc.

Pero esto sólo sería una aplicación indirecta, ya que la aplicación directa es clara, la simiente es Cristo y Dios está diciendo que Cristo derrotaría al diablo, y que esta simiente es la que sería castigada, ya que será herido por la serpiente.

Luego Adán y Eva afrontan las consecuencias de su desobediencia muriendo espiritualmente y en el futuro físicamente, también al Dios ser santo y no poder convivir con el pecado son echados fuera del paraíso.

Vs 20-24 Manifestación de la Gracia de Dios

En estos versos podemos ver como alguien es castigado en lugar del pecador, así es como Dios los perdona, sacrificando un animal, y este animal es un tipo del sacrificio de Cristo. Incluso podemos observar la soberanía de Dios en la salvación del hombre, ya que Dios hizo todo, ellos con lo único que contribuyeron fue con su pecado, y  Dios los justifico haciéndolo todo.

Y no solo podemos ver la soberanía de Dios en la salvación sino también la salvación solamente por medio de la fe, Dios prometió una simiente y ellos creyeron en esa simiente, vemos fe en Adán al llamarle a su mujer: “Madre de todos los vivientes”, y vemos fe en Eva en Gen 4:1 al exclamar: “Por voluntad de Jehová he adquirido varón” indicando que ella esperaba el nacimiento de aquella simiente prometida, es claro que Eva se equivoco al pensar que era Caín, pero vemos la esperanza en la promesa de Dios.

En conclusión podemos ver como es Dios quien sale al encuentro de los hombres y llama a pecadores solo por un mensaje, el evangelio y solo este evangelio salva.

En un momento Adán se ve lleno de culpa y al predicarle Dios la promesa de un redentor, al predicarle Dios el evangelio, Adán ama ese evangelio al punto de cambiarle el nombre a su mujer de “Varona a Madre de los vivientes”.

El verdadero problema del hombre no es una necesidad material, o de sanidad física, el verdadero problema del hombre es la santidad de Dios, la ira de Dios contra el pecador.

¿Amas tú este evangelio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s